El patólogo debe tener un conocimiento amplio en los procesos constructivos y sus posibles causas, originadas antes, durante y/o después de la construcción. La teoría de la Patología es necesaria para describir e interpretar el estado del  edificio. La práctica de la Patología lo es para intervenir intencionalmente en él y resolver  sus problemas. Ambas se complementan, pero en la bibliografía sobre patología casi  nunca hay teoría con entidad y fuerza suficiente como para dirigirnos con seguridad en el  diagnóstico. Parte importante de ésta es el concepto de Causa: sin él, es muy difícil enfocar correctamente el diagnóstico, especialmente en los casos más complejos.

DSCN0055_1

DSCN5449_1

Los problemas patológicos pueden tener su origen en los errores que se cometen en la fase de proyecto, siendo los más graves los conceptuales; en la fase de ejecución, generalmente por un control inadecuado de la misma; en la calidad de los materiales utilizados, si bien se ha conseguido disminuir esta tendencia en los últimos años; y en el mal uso y mantenimiento de los edificios. En otras ocasiones actúan causas naturales o excepcionales que también dejan fuera de servicio las construcciones, y sobre las que se tiene poca capacidad de prevención.

DSC00197-1

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!